reiki y depresion

 

 

Maestro de Reiki Tradicional Usui Shiki Ryoho

REIKI Y LA DEPRESIÓN

Reiki para la depresión

En una depresión se agudizan las sensaciones de cansancio, debilidad, desgana de vivir y la falta de fuerzas para seguir hacia adelante. Nos baja las defensas energéticas, sumergiéndonos en una nube negra, que a priori no somos capaz de atravesar. Aqui Reiki como gran potenciador energético, es efectivo para fortalecernos e ir ayudándonos a salir del cuadro depresivo. La actitud ante los problemas cambia, consiguiendo que miremos las cosas con otros ojos, eliminando la causa que nos ha llevado hacia este cuadro depresivo, consiguiendo asi que salgamos de la nube negra en la que nos encontrábamos, y haciendo que nuestro mundo mire hacia un escenario más real.

Cuadro depresivo: Fases en la que actua la terapia Reiki para la depresión

  • Primera fase (efecto paliativo); Reiki al canalizar la energía en su estado más alto de vibración, eléva así el nivel energético de la persona que lo recibe. Por eso, en esta primera fase de terapia Reiki alivia los síntomas de la depresión, estrés y el cansancio.

 

  • Segunda fase (búsqueda de la eliminación de la enfermedad) ; En esta fase de la terapia Reiki , trabaja sobre la enfermedad en sí, mediante varias sesiones que pueden variar desde 1 mes a varios meses, dependiendo de la gravedad de la enfermedad o desequilibrio.

 

  • Tercera fase (sanación de la causa); Reiki investiga cual es la o las causas de la enfermedad o desequilibrio, ya que tienen su origen en lo emocional, y hace que la persona unas veces conscientemente y otras inconscientemente trabaje en su parte emocional en búsqueda de la solución.

Plazo y periodicidad de un tratamiento de Reiki

Hay quien "toma" Reiki como parte de su rutina de salud y belleza, recibiendo al menos una terapia al mes.

 

 * Debe ser usado como terapia complementaria, ya que no sustituye sino que comple­menta los efectos de la medicina alopática y disminuye efectos secundarios de medicamentos o tratamientos.

 

Si se ha empezado un proceso de tratamiento médico, el paciente cuando vaya notando mejoría deberá indicárselo a su especialista, quien a su vez, es el único capacitado para retirar cualquier medicamento.


Pero no es necesa­rio estar enfermo para recibir Reiki.



ARTICULOS DE REFERENCIA